Descripción del problema

El olfato ha sido el órgano de los sentidos menos estudiado históricamente ya que parece haberse considerado el menos útil de todos ellos. Esto sumado a que las acciones de olisquear y olfatear se relacionan con los animales, los estudiosos humanos han querido marcar un límite entre las cualidades e importancia de ambos dejando de lado el olfato.

Sin embargo, el olfato es el órgano que está más desarrollado en el ser humano nada más nacer. Tiene la capacidad de evocar recuerdos y transportarnos a lugares lejanos conocidos al estar directamente ligado al sistema límbico, también llamado "cerebro emocional". Como cualquier otro órgano puede presentar distorsiones. Una de ellas, aunque poco frecuente, son las alucinaciones olfativas. Las alucinaciones siempre se han asociado con trastornos psicológicos graves y, aunque es cierto que la esquizofrenia, la enfermedad mental por excelencia, debe presentar para su diagnóstico elementos alucinatorios y delirios, una alucinación no tiene porque indicar la existencia de un trastorno psicológico.

 

La fantosmia o alucinación olfativa es la experiencia olfativa sin estímulo que la provoque. Cuando una persona la sufre hay que descartar problemas físicos que puedan desencadenarla, como tumores cerebrales, consumo de tóxicos, la exposición a sustancias industriales, posibles problemas endocrinos o enfermedades nasales, entre otras posibilidades. Cuando esto se descarta la probabilidad de que sea un trastorno psicológico es alta y que hay que acudir a un profesional especializado que pueda tratar el problema.

Si quieres saber más...

       Revista Otorrinolaringología. Santiago de Chile

  • Síndrome de referencia olfativo: revisión
    histórica y clínica a propósito de un nuevo caso

       Unidad de hospitalización psiquiátrica. Hospital Universitario                 Reina Sofía. Córdoba. España.

  • Patología de la olfacción. Olfatometría. Manejo de los problemas olfativos. 

       Hospital Virgen de la Salud, Toledo.

  • Fantosmia: olores fantasma​ por qué deben preocuparnos

       Diario 16.

        

¿Sabías qué...

¿La experiencia alucinatoria olfativa varía mucho de una persona a otra?

Algunos perciben olores desagradables mientras a otros les gusta lo que huelen aunque no exista estímulo que lo produzca. Puede ser un olor constante o percibirlo como algo que viene y va.

Incluso puede percibirse por una sola narina en vez de por las dos. Puede parecer que el olor viene del propio cuerpo  (egocéntricas)  o que la persona viva su origen desde fuera de él (exocéntricas).

Otros problemas asociados a la alteración cuantitativa o                    cualitativa del sentido del olfato son:

  • Parosmia: consiste en una mala interpretación de un olor agradable como si fuera desagradable. Suele ser un problema derivado de procesos tumorales, epilepsia o trastornos psicológicos.

  • Cacosmia: es una percepción de un olor desagradable que vendría del propio organismo sin que existan moléculas olorosas en el ambiente.

  • Osmofobia: consiste en la manifestación de conductas de miedo ante la detección de determinados olores producto de experiencias negativas pasadas.

  • Presbiosmia: es la disminución en la capacidad olfativa producto de la edad.

Por último, destacar que, producto de investigaciones recientes, uno de los síntomas asociados al COVID-19 es la pérdida del sentido del olfato por parte de las personas que la sufren, lo que se llama anosmia, apareciendo en un número importante de casos.

Reg. nº CS11031

Inicio        Infanto-juvenil        Adultos        Psicopedagogía        ¿Cómo trabajo?        Mediateca        Tarifas y encuadre        Contacto

© Maribel Gámez Cruz 2019

maribelgamezcruz@gmail.com

636 97 24 58

Tratamiento de datos personales                                                     Condiciones de uso de la web