Inicio        Infanto-juvenil        Adultos        Psicopedagogía        ¿Cómo trabajo?        Mediateca        Tarifas y encuadre        Contacto

© Maribel Gámez Cruz 2019

Las sesiones suelen tener una frecuencia semanal al principio

¿En qué consiste la primera sesión?

La primera sesión tiene, entre otros objetivos, el de conocernos y asegurarnos, ambos, de que mi forma de enfocar el tratamiento de los problemas encaja con la idea de lo que buscas. En ella intento comprender el problema por el que acudes a consulta. Para conseguirlo, realizo preguntas que esclarezcan los motivos que te han instado a pedir ayuda y pregunto cuáles son tus objetivos de la terapia. Más tarde, si decidimos seguir trabajando juntos, se acuerda la frecuencia de las sesiones. Esta suele ser semanal y aconsejo que sea así hasta el momento en que se hacen patentes los avances de la terapia y comienzas a entender qué decisiones tienes que tomar para conseguir y/ o mantener los objetivos propuestos por ti mismo. Cuando esto ocurra las sesiones se espaciaran quincenal o mensualmente hasta su completo desvanecimiento.

La relación en terapia.

La colaboración entre nosotros en el trascurso de la terapia es esencial y la concibo como un diálogo entre ambos para conseguir el cambio. Al final las decisiones las  tomas tú y es importante que sepas en qué momento de la terapia estás según ésta va avanzando. Mi orientación es conductual, lo que significa que lo más importante para mi es analizar lo que una persona siente, piensa y hace cuando el problema se presenta. También me interesa el pasado, porque de ahí todos hemos aprendido a comportarnos en el presente. En general me centro en trabajar lo que ocurre en el "ahora" para aumentar tu conocimiento del problema y de ti mismo. Gracias a la autoobservación podrás ser capaz de mejorar o cambiar aquellas dificultades que te hacen sufrir. A través de pautas específicas y graduando su dificultad, poco a poco llegaremos al objetivo final.

La autoobservación es esencial en terapia